CLUB | NUESTROS FISIOTERAPEUTAS PREPARADOS PARA INTERVENCIONES ANTE PARADAS CARDIO-RESPIRATORIAS

Foto: Miguel Ángel Grima Foto: Miguel Ángel Grima

Una rápida actuación es vital para salvar una vida

El equipo de fisioterapeutas de nuestro servicio médico consta del título de DEA (desfibrilador externo automático) para medidas de soporte vital en afectaciones cardiacas. De esta forma, las instalaciones quedan totalmente cubiertas en sus horarios deportivos ante situaciones imprevistas que requieran una respuesta e intervención de emergencia.

La supervivencia de las personas afectadas por patologías como arritmias cardiacas, fibrilaciones ventriculares y taquicardias ventriculares sin pulso, entre otras, dependen de un diagnóstico rápido y de un tratamiento inmediato y, en ocasiones, no se puede esperar a la llegada de profesionales sanitarios o al traslado a un centro o servicio asistencial.

La primera persona actuante, que es quien tiene el contacto inicial con el/la paciente, ha de identificar la parada cardio-respiratoria, alertar a los servicios de emergencia e iniciar las maniobras de soporte vital.

Los fisioterapeutas, como profesionales del ámbito sanitario, han de estar formados para ser los primeros interventores en una situación de emergencia y están reconocidos legalmente (Decreto 151/2012) para poder actuar.

Con el fin de poder realizar una posible atención inmediata ante una situación de parada cardio-respiratoria, las recomendaciones que ha elaborado la comunidad científica internacional, encabezada por la European Resucitation Council y por la American Herat Association promueven el uso de aparatos desfibriladores externos automáticos en espacios donde se producen grandes concentraciones de personas: centros deportivos, locales de espectáculos, escuelas, transportes públicos, aeropuertos, etc.